MENSAJE DE LA EMBAJADORA

Costa Rica e Italia mantienen una estrecha amistad desde hace casi un siglo.  En 1861 Costa Rica reconoce al rey Vittorio Emanuele II  como soberano de Italia unificada. Un año después, el 14 de abril de 1863, los dos estados suscriben un Tratado de Amistad, Navegación y Comercio.

El comercio entre los dos países y la migración han cimentado los vínculos entre las dos sociedades. En el contexto general de la migración italiana en Costa Rica, que se inicia durante la dominación española, destaca la llegada de muchos  italianos durante los años 1887 y 88. Fueron casi un millar y medio de individuos, vecinos de la provincia de Mantua en Lombardía, que llegaron a trabajar en la construcción del ferrocarril al Atlántico. Una vez construido el ferrocarril, la población italiana se dispersó por todo el Valle Central. Muchos obreros y artesanos italianos participaron en la construcción y decoración del Teatro Nacional, una de nuestras grandes joyas arquitectónicas, diseñado en el más puro estilo  de la Emilia Romaña. Cincuenta años más tarde un grupo de agricultores italianos se estableció en la zona de San Vito de Coto Brus, en la provincia de Puntarenas, desde donde emprendieron con mucho éxito la colonización agrícola de la zona.

Según el censo de 1892 sólo habían 622 italianos en Costa Rica, pero unos 10.000 costarricenses tenían raíces italianas: un número importante para un país de sólo 300.000 habitantes.  A principios del siglo XX Costa Rica era el país favorito de la emigración italiana en América Central.

Son muchas las contribuciones al país que han hecho los costarricenses de origen italiano. Apellidos como Amighetti, Cersosimo, Perucci, Rossi, Vicenzi, Bulgarelli, Malavassi, Piva, Pisa, Segnini, Pattoni, Feoli son ahora tan ticos como el aguadulce.

En el concierto de las naciones Costa Rica e Italia comparten los mismos valores y aspiraciones. Somos firmes creyentes en la paz, la democracia y el respeto de los derechos humanos, de todos sin distinción, y en el amor a la naturaleza.

En la Embajada de Costa Rica en la República Italiana consideramos nuestra misión continuar trabajando en fomentar los lazos de amistad entre los dos países: diversificando el comercio y estableciendo nuevas modalidades de intercambio y cooperación. Estamos aquí para ayudarle  a nuestros compatriotas a aprovechar mejor todo lo que Italia le ofrece al mundo: arte, cultura, ciencia, tecnología, hospitalidad, y a los italianos interesados en nuestro país, información, orientación y ayuda para que nos conozcan mejor.